dilluns, 20 de febrer de 2012

Microrelato

Llevaba solo unos pantalones, pelo descuidado y estaba sucia. Debía tener once años. Me acerqué a ella, y la miré con asombroo. No parecía asustada , simplemente sola en medio de esa destrucción. Una pequeña lágrima resbalaba por su mejilla, sentí pena. Así que saqué la muñeca y se la di, y su sonrisa me hizo la persona más feliz.

Vestía apenas unos vaqueros, cabello dejado y era asqueroso. Rondaba aparentar once años. Me aproximé a ella, y la observé con sorpresa. No semblava espantada, solamente vacía en mitad de ese deterioro .Una diminuta gota descendía por su moflete, noté amargura. Así que ofrecí el juguete y se lo regalé, y su risa me hizo el ser más afortunado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada